Llaveros forma de corazón

El llavero comenzó a usarse recién a comienzos del siglo XX, por lo que se trata de un objeto bastante moderno. Y muy útil, por cierto. Antiguamente, la llave era tan grande y pesada, que no hacía falta un llavero para no perderla. Pero luego se empezaron a fabricar cerraduras más pequeñas, y con ellas las llaves redujeron bastante su tamaño.

Entonces ya se podía llevar en un bolsillo normal, con su consecuente riesgo de pérdida. Y así fue como, no se sabe quién ni dónde ni cuándo, surgieron los llaveros.  De las arcaicas llaves gigantes, que ahora solo vemos en películas o museos, se fue avanzando hasta las sofisticadas llaves inteligentes, que son capaces de abrir las puertas del coche o la casa, sin necesidad siquiera de contacto directo. Y a pesar de ser un accesorio relativamente nuevo, es sin duda, una pieza que refleja en gran medida nuestra personalidad y nuestros gustos. Por eso podemos encontrar infinitos tipos de llaveros: Llaveros de madera, de hierro, de metal, de cristal, de peluche, en relieve, que hablan, con sonido, con grabador de voz, llavero espía que cámara, con luz, de cuero, con flecos, con bolígrafo, con memoria usb, con Gps, medidor de rayos ultravioleta, multifuncional, con herramientas, mosquetón, extensible, con navaja, abridor de botellas, con brújula, con reloj, con bluetooth… Aquí los encontrarás en todos los estilos, pero eso sí: la forma será exclusivamente de ?. Hay un llavero específico para cada uno de [email protected] Solo hay que encontrar el adecuado ?